viernes, julio 27, 2018

+† Juego †+


Hace mucho que logramos jugar, mi pequeño mortal. La osadia con la cual ingresaste a mi territorio fue admirable, aquel ego que cubria tus ojos y la confianza de ser mas listo que el resto de mortales, aquella confianza que logro convencerte que podrias jugar y salir victorioso.
Ese brillo en tu mirada, la sonrisa de satisfacción en tu rostro cuando acepte tu invitacion, aquella confianza que va acabandose cuando las piezas se mueven. Aquel temblor suave que aparece en tus dedos y el miedo que se instala en tu midada.

Puedo escuchar tu corazon, que comienza a latir con mayor rapidez y fuerza, cuan excitante me resulta. Puedo observar cada cambio en se produce en tu rostro el miedo que va acompañando a cada sutil mueca. La desesperacion que se impregna en el aire, me resulta maravillo observar estos cambios. No habra retorno, no habra frase que logres mencionar y cambie las reglas del juego que decidiste establecer.

Mi pequeño es mi turno, dejame mostrarte el poder que poseo, el miedo que logro provocar en aquellos quienes intentan retarme. No tengo prisa, no temas... deseo observar mas cambios en tu rostro, tomar el tiempo necesario para admirar aquel brillo en tu piel que se evidencia bajo las luces. Dejame mostrarte el dulce aroma que despide cada poro de tu piel, cuando me acerco sigilosamente a tu lado. 

Tu piel tan suave y lisa,  tensandose bajo mis dedos, el latir de tu corazon golpeando tu pecho puedo escuchar los ruegos en tu mente, suplicas de vida... no te confundas mi pequeño, esta noche eres la presa, aquella a la cual no dejare ir tan facilmente sin al menos disfrutar un momento. Ruega, suplica, llora, has aquello que desees. 

Esta bien temer, esta bien sentirse vulnerable... es inevitable cuando me encuentro cerca, y logran advertir mi fuerza. Sonrie mi pequeño, sera tu ultima oportunidad. Puedo recorrer tu mente tan facilmente, descubrir aquellos secretos que deseas esconder... aquellos ojos a quienes desafiaste y al sentirte vencedor no dudaste en acabar con sus vidas. Y ahora siendo la presa, no intentas siquiera luchar. 

No eres digno, no podrias servir para formar parte de mi existencia. Solo queda sonreir ante aquel miedo, y el temblor que no puedes disimular. Teme mi pequeño que te prometo sera la ultima vez.

 

+† Travesia †+



La eternidad forma parte de mi existencia, camino a traves del tiempo cada noche, formando semanas, meses, años y muchas decadas. Una tras otra sin detenerme, es mi existencia un don que muchos considerarian apropiado para sus vidas, prolongar por siempre sus propias vidas. Y es mi condena, aquella que me confude con las sombras, fundiendome en la noche.

Un sinfin de voces atraviesan mis oidos, miles de figuras mortales cruzando mi camino. Cada una de ellas sin imaginar el monstruo que los acecha.   Mis pasos provocan ecos sobre la fria acera, observo algunas figuras quienes retornan rapidamente a sus hogares, algunos temerosos y suspicaces. Es curioso, incluso ellos al verme suelen sonreir, dejandose llevar por un rostro perfecto  y una sonrisa peligrosamente amable. 

Mis pequeños mortales, cuanto es el amor que suelo tener hacia su mortalidad, el anhelo que me lleva a caminar entre ustedes. Y cuando es mi odio por su ingenua existencia, tan diminuta y fragil que suelen desaparecer ante la suave brisa que la muerte lleva bajo su manto, y esta no es mas que el temor mas grande que profesan, cuando los acompaña, cuando susurra a sus oidos a cada paso e incluso les brinda un abrazo tierno, recordandoles sus fragilidad.

Los años son pequeños dias en los que suelo observarlos, pocos los que logran despertar mi curiosidad. Y muchos quienes logran contribuir con mi existencia, bebiendo de su sangre y disfrutando hasta el ultimo latir de sus corazones. Resulta adorable cuando descubren mi rostro real, aquella cazadora, que intenta atraparlos e intentan huir y defenderse sin resultados optimos. Algunos lograron encontrarme, deseando poder tomar de mi sangre para poseer los dones que tengo, y terminaron destrozados entre mis manos.

Mi poder no solo es resultado de mi existencia no humana, son los años quienes me dejan conocerlos y saber que lograran hacer. Mi pequeño, a pesar de las decadas no han cambiado en absoluto, esos deseos que ser admirados, amados y reconocidos. Basandose en su belleza o en el dinero que logren poseer. Muchas veces ridiculizandose entre ustedes, llevando una batalla silenciosa y temible que logra acabar con quienes consideran sus rivales.

 He escuchado sus mentiras, leido cada pensamiento que contradice sus frases y juramentos. Y solo cuando logran sentir la muerte tan cerca son capaces de pedir clemencia y no temer a la verdad, cuando se percatan de aquella existencia fragil que podria acabar a cada segundo que pasa. Ocupados en sus propios deseos, ignoran aquellas situaciones en las cuales pueden sonreir o disfrutar de si mismos. 

Soy un ser inmortal, podre recorrer aun mas años de los que podrias imaginar y se que los mortales no cambiaran solo alteraran un poco el camino siendo el resltado el mismo. Soy Freya, quien realiza una travesia interminable en un mundo mortal, y sere quien logre observarte sin que puedas encontrarme.



domingo, diciembre 10, 2017

+† Camino †+

Cuán interesante resulta regresar a aquello que creías olvidado, aquellas pasiones que lograron arrastrar al ser inmortal por un deseo insuperable. Aquellos rostros que suelo conocer durante el largo caminar de la eternidad se desvanecen y otros aparecen, cuan interesantes resultan ser los humanos.

Muchas veces ignore su propia habilidad de ser felices en aquella reducida existencia, con la muerte sobre ellos de forma constante que suele arrebatarles la vida cuando menos se lo esperan.

A pasado años desde que deje mi existencia mortal, abandonada en aquel calabozo en la cual fui creada. Desde entonces mi camino se a tornado interminable, muchas veces al borde de la locura y otras pocas en las cuales solo la muerte era lo deseado. Cuan interminable es el camino del vampiro, que su tiempo de vida no es limitado y logra arrebatar sus deseos.

Disfrute del miedo que lograba crear en aquellos rostros mortales cuando descubren mi naturaleza poco antes de su muerte, sentir el latido intenso de su corazón cuando éste lucha por conservar su vida, y al final es arrebatada. Disfrute cada instante que logre evadir la muerte desafiando constantemente su fuerza y ahora solo considerarla una amiga distante, quizás hasta unica compañera.

Mi existencia es eterna, mi belleza admirada y mi orgullo constante. Todo aquello que suelo disfrutar suele esconderse en las sombras durante las noches, quedar al cubierto que aquellos ojos y oídos mortales quienes muchas veces suelen ignorar mi presencia, e ignorar su propia cercanía a la muerte.

Mis pasos resuenan a través del camino, esconden la verdadera naturaleza de mi fuerza. Un ser capaz de arrebatar a vida de un mortal, un ser capaz de cumplir solo sus deseos por simples caprichos. Y pocas veces siendo presa de la ira, cuando mas peligroso  se vuelve su existencia.

viernes, noviembre 25, 2016

+†. Marioneta .†+


Cuan pequeña es tu mente, desdichado mortal... cuantas veces he de verte reducido a una insignificante copia de tu especie... gritando constantemente a traves de tu ego, reconociento solo aquello que resulte agradable a tus ojos...

Mi pequeño, es que acaso logras reconocer tu reducida existencia... siendo una copia mas de tantos mortales quienes caminan a la luz del sol... tan iguales a ti, que logran ser identicos unos entre otros....

Observa en el espejo, dime aquello que miras... el ego logra reflejarse en el?... tus deseos logran llegar a la realidad... cuantas mentiras has logrado convertirlas en verdad para demostrar tu superioridad... mi pequeño, no eres mas que una marioneta de los deseos ajenos... niegas tu fútil existencia... cuantas veces escuche tus quejas y lamentos... cuantas veces logre observar tu conducta arrogante ante aquellos simples mortales  quienes suelen rodearte....

Es curioso, sin embargo cada mortal cree ser unico, y te encuentras en aquel grupo mi pequeño...  logras convertir en tuyo aquello que exigen los demas... deseas cambiar tu entorno en aquello que sea admirable por el resto de mortales... transformar cada detalle de tu existencia, demostrar que podrias ganar ante cualquier desafio... ante cualquier otro mortal que logre intimidar tu ego...

Las marionetas... muchas de ellas admiradas por su falsa belleza, cuando solo reflejan el comportamiento del que la controla... asi eres mi pequeño, una copia de quienes te rodean y a quienes complaces diaramente... resulta aburrido escucharte...  tan convencido de tus propias mentiras y argumentos... cuando decidiste ser una simple copia mi pequeño... convertirte en una pieza del ajedrez humano, en el cual todos anhelan ser el rey...

Disfruta aquello que te rodea mi pequeño, pues no lograras satisfacer a todos los que te rodean... tus mentiras se convertiran en ataduras... tu ego sera tu propio castigo... y tus palabras seran las cuchillas que corten tu existencia ... mi pequeño, deberias abrir los ojos... considerar tu propia imagen, y aceptarla.... cuan frustrado te encuentras, cuan debil e insignificante puedes demostrar ser ante aquellos que lograron superar ser simples marionetas...

Los odias verdad?... mi pequeño has logrado reconocer a quienes te superan y sin embargo las rechazas y esquivas, pues odias ver tu real reflejo en sus imagenes... tal simple y vacia... tan comun que podria ser facilmente reemplazada... ese eres tu mi pequeño mortal... reconoce tu existencia...

 


viernes, septiembre 30, 2016

+† Layours †+

Cuan divertida pude ser aquella existencia, que detenida en el tiempo logra sentir la intensidad que logra evocar la vida. Lograr convertir parte de su entorno en parte de su existencia, esconder su presencia de la muerte cercana y burlarse de ella por no ser encontrada...

Cuan placer logra sentir el inmortal durante su recorrido en el mundo mortal, incitando a aquellos pequeños mortales a descubrir el placer encerrado en su interior, cubierto por falsos rostros de serenidad y cordura, creando perfectas marionetas de su insignificante sociedad. 

Cuan diferente seria su mundo si no tuvieran como final su fatídica muerte, aquella que no podrán controlar ni siquiera evadir por mas trucos que logren crear. Déjame mostrarte mi mundo, aquel en el cual la muerte no tiene lugar, donde ella deseosa busca abrazar tu existencia en su eternidad, y el inmortal que pronto se convierte en su compañera, quien logra desaparecer existencias mortales tan fácilmente, como quebrar una pequeña burbuja con el toque de los dedos...

Mi pequeño cuanto tiempo ha pasado, cuantas noches en las cuales sentiste la soledad y la tortura que implica tenerla. Déjame guiarte en mi camino, seducirte en el mundo en el que me encuentro... amarte por aquellos instantes de emociones que lograr contener, lograr descubrir tus miedos y anhelos en cada latido mientras robo parte de tu existencia... 

Compartir el calor que emana de tu frágil cuerpo, en un abrazo cómplice... introducirme en tu mente, perpetuando mi existencia y convirtiéndola en tu anhelo... mi pequeño, cuantas veces has rogado mi regreso para lograr calmar la ansiedad que posee tu soledad... cuantas veces mencionaste mi nombre en sueños, y rogaste por volver a sentir aquella pasión... aquel deseo escondido en el interior de tu ser... mi amado pequeño, he regresado...